lata de espinacas con la imagen de popeye el marino

¿Popeye nos engañó?

¿Realmente están bueno comer espinacas?

No creo que exista alguna persona en México, quien haya crecido durante los años 80, que no haya sido manipulado por sus padres, con la famosa frase ¿No te quieres poner fuerte como Popeye?, entonces ¡comete las espinacas!

¿Quién era Popeye?

Popeye era un marino musculoso que fumaba pipa, que vivía una serie de aventuras que nos mantenían sentados y entretenidos frente al televisor, casi siempre peleaba con Brutus, ya fuera por el amor de Oliva quien era la novia de Popeye o al menos eso era lo que entendíamos como niños al observar el comportamiento Popeye con Oliva.

Imagen de popeye y Oliva infantil

¿Qué comía Popeye?

La peculiaridad de Popeye era que cuando la ocasión lo ameritaba el sacaba de su camisa o de su bolsa una lata de espinacas que solía comer rápidamente lo que le proporcionaba una fuerza sobrehumana con la que podía cargar barcos, derribar árboles, etc.

Y así los niños de los años 80, junto con sus padres adoptamos la idea de que las espinacas te hacen fuerte.

Popeyee el marino

¿Pero qué tan cierto es esto?

Las espinacas son reconocidas por su contenido de hierro no hémico, un tipo de mineral esencial para el transporte de oxígeno a través de la sangre hacia los distintos órganos y tejidos del cuerpo, incluyendo los músculos.

La insuficiencia de hierro puede resultar en una reducción de la oxigenación, lo que a su vez puede provocar síntomas como cefalea, cansancio, debilidad, sensación de frío, así como problemas de concentración y confusión mental.

La espinaca es una hortaliza que crece a nivel de suelo lo que hace que absorba los minerales de la tierra en la que se encuentra, su consumo es mayormente aceptado por los adultos, ya que en realidad tiene un sabor ligeramente amargo.

Aunque las espinacas son una fuente conocida de hierro, no son la única opción para obtener este nutriente esencial; existen numerosos alimentos que pueden aportar las cantidades necesarias de hierro para proteger nuestra salud.

lata de espinacas con la figura de popeye el marino

A continuación, te dejo una tabla de alimentos que podrías consumir para aportarle a tu cuerpo el hierro que necesita en caso de que no te agrade el sabor de las espinacas.

Como puedes observar en la tabla puedes sustituir una ensalada de espinacas por una guanábana o por una refrescante agua de coco.

Si bien Popeye influyo en los niños y lo hizo comer espinacas considero que no es necesario engañar a los niños, cuando hay más de una opción para proporcionarle a nuestro cuerpo lo que necesita.

Imagen de popeye el marino blanco y negro

¿y tú?

¿Comiste espinacas cuando eras niño, para ser tan fuerte como Popeye?

Todas las imágenes fueron creadas por IA de Microsoft Copilot el 01/06/2024. Por solicitud del autor de este escrito.

es_ESSpanish